Carta de amor

Imagenes de amor
Cartas de amor

Vida mía,

¿Sabes que pasa dentro de mi cada vez que te miro?, mi corazón se acelera y mil mariposas inquietas revolotean por mi estómago, consiguiendo sin remedio hacerme sonreír y expulsar luz y felicidad por todos y cada uno de los poros de mi piel.

Una piel que se eriza por completo cuando piensa en ti, y en tenerte cerca, poder abrazarte, besarte y mirarte, ya que para mi, estas pequeñas y simples cosas que hago junto a ti, son las que dan sentido a mi vida.

Cartas de amor gratis

Y es que pese a todo lo que hemos compartido y hemos vivido juntos, son muchos los instantes y las palabras que nos hemos cruzado y dedicado, en mil y un juramentos en los que nos prometíamos amor eterno y que duraría para siempre.

Espero que nunca jamás nos cansemos de amarnos, ya sea con gestos o con palabras, por que no me canso de ver y escuchar de tus labios lo mucho que me quieres. Con tan solo dos simples palabras, consigues hacerme sentir el hombre más afortunado que hay sobre la faz de la tierra.

Quiero que esto continúe así para el resto de nuestras vidas, y también para el resto de la eternidad, por que ya no puedo imaginarme como sería el vivir sin ti, y sin poder escuchar tu dulce voz todos los días de mi vida.

Cartas de amor cortas

Por que tu voz, a la cual he escuchado durante muchas veces y te repito, de la que nunca me cansaré, me hace temblar cuando me susurras de cerca como tan solo tu sabes hacerlo, por que cada palabra que me dedicas consigue que me vuelva a enamorar de tu persona como si fuera la primera vez.

Cuando no estás conmigo y durante la noche reina el silencio, sigo notando tu compañía, y el calor de tu amor sigue avivando las llamas de la pasión que arden en lo más oscuro de mi corazón.

Te quiero, te siento y te amo, y espero que nunca nos separemos.

Carta de amor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer entrada anterior
Carta de Amor Parte 2

Mi amada, Parece que fuera ayer cuando nos conocimos, en medio de la tempestad que era en aquella época nuestra...

Cerrar