Apenas salté a la cama esta noche, en medio de la tibia prisión de las sábanas, me he sorprendido a mí misma. Extrañé tu cuerpo cálido junto a mi. Extraño el sonido de tu respiración, ese breve recuerdo de tu colonia que emanas cuando duermes, incluso extrañé ver tu espalda sinuosa, moviéndose rítmicamente mientras te sumerges en la tierra de los sueños. Estuve a punto de ahogarme escudriñando la almohada, intentando arrebatarle ese último vestigio de tu portentosa humanidad hasta que me descubrí soñándote, anhelándote, saboreándote y descubriéndote.

carta-amor-distancia

Hoy es una noche de esas en las que te extraño más que nunca, en las que podría llamarte inmediatamente sólo por tener el placer de escuchar tu aterciopelada voz pero la luna está alta, es de madrugada y se que debes estar durmiendo plácidamente en tu esquina del mundo; mientras que yo estoy desvelada, contándole mis secretos a las estrellas y haciéndote esta carta que espero leas en la mañana.

No tenerte a mi lado ha sido una experiencia agridulce, que a veces maldigo porque me cuesta extrañarte pero que a ratos agradezco, pues de no ser por esta distancia que nos separa no podría apreciar desde lejos la maravilla de saber que eres parte de mi vida. Hay quienes dicen que nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde, pues no he tenido la necesidad de perderte para poder apreciarte en medio de esta separación forzada. Siento que estar así nos ha fortalecido, pues si somos capaces de sobreponernos a esto y aprender de ello, estaremos mejor preparados para el futuro.

Otra valiosa lección que me ha enseñado esta situación es el valor de la esperanza. Creo que cada día despierto con la certeza de que cada vez falta menos para verte y que, a pesar de las cosas negativas o molestas que puedan suceder durante el día, siempre tengo una lucecita en el fondo de mi corazón que me recuerda que existes, que al fin he conocido el amor y que siempre estás para mi.

No puedo hacer otra cosa en esta noche silenciosa pero tan llena de ti que agradecerle al Universo por habernos dado la oportunidad de cruzar nuestros caminos. Espero ser para ti la fuente de muchas enseñanzas, así como tú lo eres para mí. Espero estar a tu lado, a pesar de los kilómetros que nos separan, espero poder esperar, espero pasar contigo el resto de mis días, hasta alcanzar eso que llaman eternidad.

Carta de Amor a distancia para el ser amado
Etiquetado en:Carta de amor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer entrada anterior
Carta para declararte mi amor

Carta para declarar mi amor Hay algo que me da vueltas en la cabeza todos los días. Un deseo inexpugnable...

Cerrar