Querido mío:

Cada vez que abro los ojos en la mañana y veo que me observas, con esa sonrisa tan satisfecha, y me saludas con un “Buenos días, amor”, no dejo de pensar en lo afortunada que soy. Tengo todo lo que deseé y mucho más. Cuando era niña soñaba con encontrar un príncipe azul que viniera a rescatarme y darle sentido a mi vida; sin embargo, a medida que crecía aprendí que la única responsable de mi vida era yo misma. Pasaron años, varias relaciones fallidas con personas que pretendían hacerse imprescindibles en mi vida, coartando mi libertad y personalidad. Defendiendo mi integridad, desistí de todas estas falsas ilusiones y casi me resigno a pasar la vida en soledad. Hasta que llegaste tú, trayendo nuevas emociones a mi vida, enseñándome lo que significa amar. Es por eso que cuando me pediste matrimonio, no tuve miedo.

cartas de amor
imagen de amor

Contigo aprendí el verdadero sabor de la libertad, aprendí que la verdadera confianza es lo que nutre las relaciones. Te convertiste en mi mejor amigo, sin dudarlo siquiera, sin juzgarme. Me aceptas por lo que soy, así un poco despistada y alocada; un tanto distraída. Ahora estás a mi lado sin invadir mis espacios, llenándome con amor real, con certezas y verdades. Yo se que podría vivir sin ti, y que tú podrías vivir sin mi pero definitivamente nuestras vidas no serían esta hermosa aventura que compartimos.

No basta con darte las gracias. Las palabras se me quedan pequeñitas cuando intento expresar esto que me llena el pecho, esta emoción tibia, cálida y segura cuando estoy entre tus brazos; la certeza de que juntos somos más fuerte que el Olimpo, y que no hay nada capaz de quebrantar la inmensa paz que me supone saberte a mi lado, en las buenas y en las malas. Entonces, beso tus labios, y te repito cada día lo que dije aquella vez que sellamos nuestra unión: Sí, acepto. Acepto hoy y siempre estar a tu lado, acepto no dejar de amarte cada segundo, acepto ser tu compañera de vida. Esa es la verdad, el significado de mi vida, mi única certeza.

Te amo.

Carta de amor a mi esposo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer entrada anterior
carta de soledad

Hoy este día  que estando en casa, estas ausente, te siento distante, como si tu cuerpo estuviera aquí  pero tu mente en...

Cerrar