Alguna vez leí una frase de un escritor que decía que amar no es mirarse el uno al otro, sino mirar juntos en la misma dirección. Quizá pueda parecer un poco prosaico, pero siento que esta frase resumen bastante bien nuestra relación. Estar contigo es toda una aventura, precisamente porque no estamos todo el tiempo embelesados mirándonos (eso sería francamente aburrido) sino que hemos aprendido a tener una meta en común, un objetivo hacia el cual nos acercamos poco a poco, tomados de la mano.

cartas de amor para mi futura esposa

A veces creo que soy la persona más afortunada del mundo, pues no sólo tengo la oportunidad de estar junto a un hermoso ser humano, con atributos físicos suficientes para hacerme enloquecer y un corazón inmenso, capaz de sentir y dar amor por quienes le rodean; sino que también puedo enorgullecerme de compartir mi vida con mi socia de negocios, mi motivadora personal, mi mejor amiga. Eres todo lo que puedo desear. Siempre tienes las mejores ideas, y lo mejor de todo, eres quien me motiva cada día para seguir adelante, me recuerdas que siempre hay luz y una salida.

Cartas de amor para la que sera mi esposa

Es por ello que en este momento de mi vida no es suficiente decir ‘te amo’, no es suficiente darte las buenas noches y esperar que tengas una linda noche… en este momento de mi vida estoy listo, tengo todos los deseos del mundo y la disposición para proponerte la aventura más grande de todas, que comenzará apenas de tu aprobación. Como siempre, hará falta hacer un poco de papeleo, pero los trámites serán leves y felices, te lo prometo. Así mismo, quiero que sepas que esta inversión supone un poco de sacrificios, pero las ganancias serán cuantiosas e ilimitadas. Hoy quiero que seas mi socia de vida, mi compañera eterna, la única persona en mi lista. Hoy quiero pedirte, de una vez por todas, que seas mi esposa.

Carta de amor para mi futura esposa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *