Amada mía. Es tan sencillo y natural llamarte de ese modo! Creo que una de las cosas que ha logrado darle forma a esto que llamo vida ha sido la constante presencia de mi dulce y hermosa hada. Llegaste a mi vida con tu luz, con el destello misterioso que produce tu mirada infinita y la música celestial de tu risa. A partir de allí todo ha sido un viaje lleno de sorpresas, pero tan maravilloso como el vuelo de las aves.carta-de-amor-para-mi-novia

No sabes cuánto te agradezco que sigas a mi lado, a pesar de que muchas veces no soy el príncipe valiente y arrogante que la sociedad espera que sea. Se que eso, para tí que eres tan única y diferente, no reviste de mayor importancia, porque a tu lado he aprendido que soñar despierto y dejar fluir mis emociones está bien, es perfectamente normal y adecuado. Parece increíble que un cuerpo de apariencia frágil y delicado sea capaz de albergar un corazón tan fuerte y decidido. Tienes el alma, el espíritu y el coraje de una amazona, una guerrera, encerrada en el cuerpo de un hada.

He aprendido tanto a tu lado! Y espero seguir haciéndolo, porque tengo la certeza de que esto que somos, este dúo dinámico aún tiene mucho camino por recorrer. Espero que este sea apenas el principio, que lo nuestro sea aún más eterno que nuestras vidas, porque el amor verdadero, ese que se nutre de la admiración mutua y el respeto, es lo que nos caracteriza. Esta carta de amor marca apenas el comienzo de nuestra maravillosa historia. Ojalá que nuestros nietos sean capaz de leerla y que descubran a través de estas palabras, que tan cortas se quedan ante tu magnífica presencia y esencia, lo que significa amar.

Amada mía, mi dulce amada, mi único amor, la sal de mis días, el oxígeno de mi corazón, te llevaré tatuada entre mis dedos, en mi memoria, en mi alma el resto de mis días, el resto de esto que nos queda juntos y que yo oso llamar vida.

Carta de amor para mi novia: Amada mía. Es tan sencillo y natural llamarte de ese modo!
Etiquetado en:amor    cartas de amor    cartas de amor para mi novia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer entrada anterior
Carta para confesar mi amor: Porque no me importar arriesgar mi vida

Vivo en un mundo donde se considera que es mejor prevenir que lamentar, que no puedes conducir un auto sin...

Cerrar