carta de despedida

El día que se retiro, fue por la tarde de un día nublado, mi corazón sintió un vació  Fue una experiencia dolorosa algo así como un aviso, que sentí cuando te retiraste, ese día por la tarde. Una sensación extraña, como un dolor, como un olvido, es como cuando sentí ese cosquilleo cuando te conocí  pero en este caso, lo contrario como si fuera un presentimiento.

Cartas de amor de despedida

Un mareo me llego, de golpe, por que sabia que no regresarías  trate de tranquilizarme, ya después con algo de calma mis sentimientos se empezaron a aclarar, al verte llegar, mis sentimientos cambiaron, la angustia cambio a alivio, esos sentimientos, encontrados, que antes había pasado, de repente terminaron.

Paso el día siguiente, todo igual, que otras veces, solo que no regresabas a la hora habitual, entonces al salir a la calle, se me ocurrió visitarte, pero al verte de los brazos de esa mujer, supe que el final, había llegado, no se si fue furia o fue alegría  lo que si se, es que ya no sentí lo de un día anterior, probablemente algo presentía y me negaba a aceptar

Cartas de amor de despedida tristes

Lo que me dolió  fue que no tuvieras, el valor para decírmelo en la cara, ya que todos los años que pasamos juntos no los valoraste en nada, ahora quiero rehacer mi vida, y que a ti te vaya, bien, lo que si le digo a la que ahora esta en mi lugar, que pronto por tu manera de ser, lo mismo le va a pasar.

Creo que el sentimiento que sentí  aquel día, era mas bien de aviso, pero de mi corazón  el cual estaba mas contigo por costumbre, que por amor

Carta de despedida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer entrada anterior
Carta al amor de mi vida

Ahora que he llegado al momento de más plenitud de toda mi vida, puedo afirmar sin temor a sonrojarme o...

Cerrar