Carta de amor para mi esposa amada

La vida se trata de tomar decisiones. La felicidad, entonces, se trata de tomar las decisiones correctas para tu corazón. Y creo que, desde esa perspectiva, estar a tu lado ha sido la mejor de las decisiones que he tomado. Hay elecciones insospechadas, giros que te pone la vida, oportunidades y puertas que se abren ante ti, pero a veces son pequeñas rendijas que apenas dejan pasar un hilito de luz y tienes que tener los ojos abiertos y el alma dispuesta para poder reconocerlas. Creo que lo nuestro fue eso: una pequeña esperanza que ninguno de los dos sospechaba, un milagro cotidiano, un cambio inesperado. Nunca me imaginé que invitarte un café, que esa sonrisa sería el comienzo del resto de nuestras vidas.

no me pidas que te deje de amar

Carta de amor para mi esposo que esta lejos

A partir de ese momento he intentado vivir para que cada uno de mis actos, que cada una de mis elecciones, sea un pequeño homenaje, un agradecimiento para la vida, para ti. Porque puedo leer en tus ojos color miel, en tus sonrisas casi inocentes, que no eres capaz de percibir la magnitud del milagro que has obrado en mi. Y es que a veces no puedo expresar el agradecimiento, no puedo terminar de decidir si te amo más bajo las luces de la ciudad que iluminan nuestras noches por el balcón o si te amo aún más al atardecer… eres mi equilibrio, el parasol que me ayuda a conservar el balance cuando camino en el delgado hilo suspendido sobre la realidad y las preocupaciones. Tu amor es mi sustento, el pilar de mis días, lo único que de verdad poseo. Sin ti, amada esposa, sería un vagabundo de traje en esta selva de concreto.

Ojalá tuviera el poder para decirte lo que nos depara el destino. Pero lo que si puedo afirmar con certeza es que siempre estaré allí para ti. Quiero ser el cojín de plumas que sostenga tus caídas, quiero ser el que sostenga tu mano cuando te lances al vacío. Quiero ser tu compañero, tu amante, tu paño de lágrimas, tu hombro, la razón de tu sonrisa y el que ponga en el cielo el sol que alumbra tu amanecer. Porque tú eres eso y mucho más para mi. Siempre a tu lado, siempre tuyo.

Carta de amor para mi futura esposa

Alguna vez leí una frase de un escritor que decía que amar no es mirarse el uno al otro, sino mirar juntos en la misma dirección. Quizá pueda parecer un poco prosaico, pero siento que esta frase resumen bastante bien nuestra relación. Estar contigo es toda una aventura, precisamente porque no estamos todo el tiempo embelesados mirándonos (eso sería francamente aburrido) sino que hemos aprendido a tener una meta en común, un objetivo hacia el cual nos acercamos poco a poco, tomados de la mano.

cartas de amor para mi futura esposa

A veces creo que soy la persona más afortunada del mundo, pues no sólo tengo la oportunidad de estar junto a un hermoso ser humano, con atributos físicos suficientes para hacerme enloquecer y un corazón inmenso, capaz de sentir y dar amor por quienes le rodean; sino que también puedo enorgullecerme de compartir mi vida con mi socia de negocios, mi motivadora personal, mi mejor amiga. Eres todo lo que puedo desear. Siempre tienes las mejores ideas, y lo mejor de todo, eres quien me motiva cada día para seguir adelante, me recuerdas que siempre hay luz y una salida.

Cartas de amor para la que sera mi esposa

Es por ello que en este momento de mi vida no es suficiente decir ‘te amo’, no es suficiente darte las buenas noches y esperar que tengas una linda noche… en este momento de mi vida estoy listo, tengo todos los deseos del mundo y la disposición para proponerte la aventura más grande de todas, que comenzará apenas de tu aprobación. Como siempre, hará falta hacer un poco de papeleo, pero los trámites serán leves y felices, te lo prometo. Así mismo, quiero que sepas que esta inversión supone un poco de sacrificios, pero las ganancias serán cuantiosas e ilimitadas. Hoy quiero que seas mi socia de vida, mi compañera eterna, la única persona en mi lista. Hoy quiero pedirte, de una vez por todas, que seas mi esposa.

Página 4 de 43« Primera...23456...102030...Última »