Carta de amor para un aniversario de bodas

Dicen que el amor entra por los ojos, pero yo creo que en nuestro caso comenzó directamente desde el alma. En el primer momento en que te vi sentí como si una ola inmensa, un tsunami de sentimientos inenarrables abarcara toda mi humanidad, algo tan grande que mi cuerpo físico no podía contenerlo. Se me hizo un nudo en la garganta, como si quisiera llorar, porque tu inconmesurable belleza me cegó. Y no me refiero sólo a tu hermosa cabellera, a tu sonrisa de perla, a tus ojos hechiceros, pues fue como si tuviese línea directa con tu alma. Pude ver el reflejo de la bondad en tus palabras, tu personalidad chispeante relampagueando en tus ojos, tu fortaleza y decisión en cada paso que dabas. Y lo supe: estaba perdida e irremediablemente enamorado de ti.

carta amor aniversario

Conocerte a profundidad sólo hizo que ese primer arrebato se transfigurase en sentimientos mucho más profundos. Aprendí a amarte en tus momentos de debilidad, en medio de las carcajadas, con las travesuras que me revitalizaban y hacían borrón y cuenta nueva en mi golpeado corazón. Creo que le inyectaste vida a mi alma, y que a través de tí aprendí a conocerme mucho más. Te convertiste en mi espejo, en mi hombro predilecto, en mi cómplice de aventuras. El tiempo pasa, y lejos de apagar la llama de este amor, cada vez se aviva más y más hasta el punto de que casi no me reconozco. Antes de ti era una persona conforme con la vida, quizá no amargada, pero sí desconfiada. Ahora, contigo a mi lado, siento que puedo hacer todo lo que me proponga. Me has enseñado a extraer hasta la última gota de felicidad en las experiencias más cotidianas. A tu lado me he convertido en una mejor persona.

Hemos pasado por momentos difíciles. Las dudas, el temor y el exterior han querido hacer mella en esto que construimos cada día; pero no han logrado dejar huellas. Esos pequeños conflictos que hemos aprendido a resolver sólo nos han hecho mucho más fuertes. Somo esto que fuimos, somo esto que vamos construyendo a través de la sinceridad, honestidad y comunicación. Creo que esa es la mejor parte: puedo hablar contigo de lo que sea, pues eres mi mejor amiga, mi amante y mi compañera.

Ruego todas las mañanas a dios que esto que tenemos siga creciendo sano y fuerte, como un árbol, que sus raíces se alimenten de la comprensión, de la bondad infinita y de las palabras. Ruego poder ser para ti el mejor de los amigos, tu secuaz, tu hombro para llorar y la mano que te levanta. Quiero que nuestro viaje juntos sea un viaje de motivación y alegría. Quiero seguir dando lo mejor de mi, porque te mereces eso y más. Gracias por estar a mi lado, gracias por ser quien eres, gracias por otro año más de felicidad y aprendizaje. Nos esperan muchas más lunas de diversión y amor, eso te lo prometo!.

Carta de Amor a distancia para el ser amado

Apenas salté a la cama esta noche, en medio de la tibia prisión de las sábanas, me he sorprendido a mí misma. Extrañé tu cuerpo cálido junto a mi. Extraño el sonido de tu respiración, ese breve recuerdo de tu colonia que emanas cuando duermes, incluso extrañé ver tu espalda sinuosa, moviéndose rítmicamente mientras te sumerges en la tierra de los sueños. Estuve a punto de ahogarme escudriñando la almohada, intentando arrebatarle ese último vestigio de tu portentosa humanidad hasta que me descubrí soñándote, anhelándote, saboreándote y descubriéndote.

carta-amor-distancia

Hoy es una noche de esas en las que te extraño más que nunca, en las que podría llamarte inmediatamente sólo por tener el placer de escuchar tu aterciopelada voz pero la luna está alta, es de madrugada y se que debes estar durmiendo plácidamente en tu esquina del mundo; mientras que yo estoy desvelada, contándole mis secretos a las estrellas y haciéndote esta carta que espero leas en la mañana.

No tenerte a mi lado ha sido una experiencia agridulce, que a veces maldigo porque me cuesta extrañarte pero que a ratos agradezco, pues de no ser por esta distancia que nos separa no podría apreciar desde lejos la maravilla de saber que eres parte de mi vida. Hay quienes dicen que nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde, pues no he tenido la necesidad de perderte para poder apreciarte en medio de esta separación forzada. Siento que estar así nos ha fortalecido, pues si somos capaces de sobreponernos a esto y aprender de ello, estaremos mejor preparados para el futuro.

Otra valiosa lección que me ha enseñado esta situación es el valor de la esperanza. Creo que cada día despierto con la certeza de que cada vez falta menos para verte y que, a pesar de las cosas negativas o molestas que puedan suceder durante el día, siempre tengo una lucecita en el fondo de mi corazón que me recuerda que existes, que al fin he conocido el amor y que siempre estás para mi.

No puedo hacer otra cosa en esta noche silenciosa pero tan llena de ti que agradecerle al Universo por habernos dado la oportunidad de cruzar nuestros caminos. Espero ser para ti la fuente de muchas enseñanzas, así como tú lo eres para mí. Espero estar a tu lado, a pesar de los kilómetros que nos separan, espero poder esperar, espero pasar contigo el resto de mis días, hasta alcanzar eso que llaman eternidad.

Página 19 de 43« Primera...10...1718192021...3040...Última »