Carta para un amor breve: Fuimos un par de llamas

Fuimos un par de llamas que se apagaron luego de arder apasionadamente, que se encontraron de súbito, sin mayores expectativas y colmados de silencios. Ambos nos miramos intensamente la primera vez, y a partir de allí fuimos inseparables. La felicidad para nosotros era estar juntos, sentados en la banca de un parque, disfrutando de los rayos solares del verano, el inicio de la primavera. Ambos fuimos plenos, verdes, llenos de flores.

Los días lluviosos eran casi una fiesta, pero una privada. Allí los dos nos encontrábamos a nuestras anchas, despojados de ropa y de tapujos. Yo era tuya y tú eras mío. Ambos teníamos la certeza inmediata del presente. Aprendí  a conocer y a querer tus manías, incluso la de comer en la cama, la de odiar la forma en que caminaba haciendo ruido con mis tacones y mira que ahora se que lo extrañas, como yo puedo extrañar tus ronquidos y tu energía mañanera.

carta-amor-breve

Logramos abstraernos del mundo, así de intenso nos quisimos, como si nada ni nadie fuese capaz de separarnos. Fuimos eternos amantes, románticos ilusionados. Construimos cientos de castillos en el aire, con esos mismos dedos que recorrían mi perfil en las camas húmedas de nuestros cuerpos juguetones. Te gustaba contarme las pecas, dibujarme sonrisas. Me gustaban esas tardes que sabían a domingo, a nostalgia y languidez, a despedida si se quiere.

Fuimos la estrella que languidece con la luz del nuevo día. Fuimos breves, pero intensos. En medio de la ansiedad de querernos nos perdimos, en medio de la rabia, de la tormenta de la vida que nunca cesa. Fuimos la eternidad que apenas dura un minuto, porque realmente no era nuestra hora. No era nuestro momento. Y sobrevino la verdad, el amanecer, la cotidianidad incesante que nos atropelló, que no nos dejó ser.

Carta de amor para mi novia: Amada mía. Es tan sencillo y natural llamarte de ese modo!

Amada mía. Es tan sencillo y natural llamarte de ese modo! Creo que una de las cosas que ha logrado darle forma a esto que llamo vida ha sido la constante presencia de mi dulce y hermosa hada. Llegaste a mi vida con tu luz, con el destello misterioso que produce tu mirada infinita y la música celestial de tu risa. A partir de allí todo ha sido un viaje lleno de sorpresas, pero tan maravilloso como el vuelo de las aves.carta-de-amor-para-mi-novia

No sabes cuánto te agradezco que sigas a mi lado, a pesar de que muchas veces no soy el príncipe valiente y arrogante que la sociedad espera que sea. Se que eso, para tí que eres tan única y diferente, no reviste de mayor importancia, porque a tu lado he aprendido que soñar despierto y dejar fluir mis emociones está bien, es perfectamente normal y adecuado. Parece increíble que un cuerpo de apariencia frágil y delicado sea capaz de albergar un corazón tan fuerte y decidido. Tienes el alma, el espíritu y el coraje de una amazona, una guerrera, encerrada en el cuerpo de un hada.

He aprendido tanto a tu lado! Y espero seguir haciéndolo, porque tengo la certeza de que esto que somos, este dúo dinámico aún tiene mucho camino por recorrer. Espero que este sea apenas el principio, que lo nuestro sea aún más eterno que nuestras vidas, porque el amor verdadero, ese que se nutre de la admiración mutua y el respeto, es lo que nos caracteriza. Esta carta de amor marca apenas el comienzo de nuestra maravillosa historia. Ojalá que nuestros nietos sean capaz de leerla y que descubran a través de estas palabras, que tan cortas se quedan ante tu magnífica presencia y esencia, lo que significa amar.

Amada mía, mi dulce amada, mi único amor, la sal de mis días, el oxígeno de mi corazón, te llevaré tatuada entre mis dedos, en mi memoria, en mi alma el resto de mis días, el resto de esto que nos queda juntos y que yo oso llamar vida.

Página 6 de 43« Primera...45678...203040...Última »