Carta para confesar mi amor: Porque no me importar arriesgar mi vida

Vivo en un mundo donde se considera que es mejor prevenir que lamentar, que no puedes conducir un auto sin tener un papel que diga que estás protegido; un mundo en el que hay que salir con cuidado, evitar la lluvia, cargar un seguro de vida, evitar las noches frías, los amigos alocados, la nieve, los gérmenes, cualquier riesgo. Vivo en un mundo donde se me enseñó que está bien tener miedo y eso, en cierta medida, tiene sentido.

Declaracion de amor

Pero hay momentos en los que me gustaría firmar una declaración de independencia, decirle al mundo que estoy hasta la coronilla de tener miedo. Que quiero bañarme en la lluvia, para ver qué se siente; acampar solitario en la montaña para contar las estrellas. Hay días en los que quiero lanzarme en paracaídas, caminar en la cuerda floja, comer algo exótico, regalarle una flor a un desconocido… hay días en los que quiero enfrentar mis temores y vencerlos.

En honor a esos días en los que soy todo instinto y riesgo, he decidido enfrentarme al mayor de mis miedos, y en vez de lanzarme en parapente o surfear en playas infestadas de tiburones, quisiera poder mirarte a los ojos y decirte lo mucho que te he amado en silencio. Porque nada se compara a la adrenalina de sentir que entras a cualquier lugar y divisarte a lo lejos, tragarme el terror que se ciñe en mi garganta y saludarte. Quiero poder tomar tu mano y decirte que eres la criatura más hermosa que ha pisado la tierra, que se me estremece el suelo, que camino sobre nubes tan sólo al pensar en ti y musitar tu nombre.

Porque no me importar arriesgar mi vida saltando de un avión, la vida no tiene mayor sentido si no soy capaz de seguir contemplando tus ojos, escuchándote hablar de tu vida, de tus intereses; enamorándome de cómo juegas con tu cabello cuando me expresas tus opiniones. Preferiría saltar al centro de un volcán que seguir amándote en silencio.

Carta de amor para mi esposo: Eres mi piedra angular

Amado mío. Cada vez que escucho tu respiración pausada a mi lado siento que soy la persona más afortunada del mundo. Nada más saberte cerca de mí, sano, feliz, contento, satisfecho es suficiente para entender que las mayores bendiciones del mundo son las cosas más simples, es aprender a ver con los ojos puestos en lo positivo todo lo que nos rodea. Porque, si bien es cierto que hay momentos difíciles, tenemos salud y sobre todo, nos tenemos el uno al otro. Estoy segura de que no hay mayor fuerza en este universo que la de dos personas que se aman con honestidad y pasión. Porque eso somos tú y yo: un enrevesado arcoiris de amor, verdad y fuego.

carta-de-amor-para-mi-esposo

Eres mi piedra angular, mi refugio cuando el mundo se empeña en darme sólo malas noticias  y tragedias. Eres el único lugar al que regreso cuando siento que el mundo exterior me roba las esperanzas y las ganas de vivir, porque se que en tus brazos encontraré el motivo para recargarme con vida y energía, para volver a creer en un futuro mejor. Eres todo posibilidad y regocijo, a tu lado no hay espacio para los malos recuerdos ni para los pensamientos absurdos que recuerdan lo negativo. Porque eso somos tú y yo: esperanza, posibilidad, futuro.

Cuando tengo una alegría, eres a la primera persona a quien le cuento. A tu lado, los triunfos se exacerban, los milagros ocurren, la belleza se hace grandiosa. En tus brazos descubrí que todo tiene algo hermoso, que en cada aparente derrota se esconde el triunfo y una lección, que no existe el fracaso sino las oportunidades para mejorar. Porque eso somos tú y yo: alegrías, milagros y triunfos.

Hay veces en las que me asaltan, como a todos los humanos, dudas existenciales. Pienso en la muerte, en si todo esto vale la pena, en que si podría hacer más. Pero me basta con tu presencia para volver a la calma, porque en tus brazos descubrí que dios existe, que la muerte no es más que una prolongación de la existencia, y que cada segundo cuenta. Porque eso somos tú y yo: certezas, verdades, seguridad. Tú y yo somos un nosotros, y en nosotros se encierra la verdad del universo, la fuente de todo: el amor.

Página 7 de 43« Primera...56789...203040...Última »